martes, 30 de noviembre de 2010

Leído: Bibliotecas llenas de fantasmas de Jacques Bonnet


Un pequeño ensayo sobre las bibliotecas personales. Me ha gustado mucho, y como buen francés peca de demasiado enfasis en la cultura francesa, pero aún así una obrita muy recomendable, ya que se lee rapidamente y es muy entretenida.

¿Teme usted que el derrumbamiento de su biblioteca lo aplaste mientras duerme? ¿Pone la acumulación de libros en peligro la mera existencia de su familia? ¿Ordena usted los volúmenes por temas, por idioma, por autor, por fecha de publicación, por formato o siguiendo un criterio por usted solo conocido? ¿Se puede poner en la misma estantería a dos autores irremediablemente reñidos en la vida? Graves preguntas que se hacen los bibliómanos, especie en vías de extinción que, amén de la pasión de poseer libros, tiene la de leerlos.

Las bibliotecas son seres vivos a imagen y semejanza de nuestra complejidad interior. Acaban por formar un laberinto del que, para nuestro inmenso -y peligroso- placer, podemos perfectamente no salir jamás.

En este pequeño tratado sobre el arte de vivir con demasiados libros aparecen, entre muchos otros, Pessoa intentando convertirse en bibliotecario, Matisse optando al puesto de «controlador del derecho de los pobres» o el capitán Ahab y el misterio de la pierna que le arrancó Moby Dick. Y es que esos miles de páginas que ocupan nuestras estanterías están habitadas por fantasmas muy vivos que, una vez los hemos conocido, no nos abandonan jamás.

«Escribiendo este librito atípico y encantador que trata de los libros, Jacques Bonnet también ha escrito una declaración de amor a la literatura, que practica desde hace cincuenta años, de manera asidua y concediéndose todos los caprichos. De paso, nos enseña muchas cosas (por ejemplo, qué es un fantasma en una biblioteca), descubrimos autores (sobre todo extranjeros), y nos entran ganas de ir a ver todo eso en persona» Jean-Claude Perrier, Livres Hebdo.

«He aquí por qué me gusta el bello libro de Bonnet: su biblioteca no es una necrópolis, un cenotafio, un sepulcro. Las obras que contiene son "piedras vivas". Por la noche, oímos los cuchicheos de los fantasmas» Gilles Lapouge, La Quinzaine Littéraire.

«Este libro es a la vez compendio de ordenación, tratado de jardinería, ejercicio de agradecimiento, investigación policial, novela de aventuras y autobiografía, este relato borgeano es una promesa de felicidad» Jérôme Garcin, Le Nouvel Observateur.

«Un pequeño y delicioso volumen, verdadero tratado del arte de vivir con muchos libros del que gozarán los bibliómanos» Agnès Léglise, Rock & Folk.

«Jacques Bonnet no se resigna: será fiel al amor a los libros hasta el fin. Esta pequeña obra es una incitación sublime. Incluso el lector más templado encontrará con qué satisfacer su curiosidad. Con humor y erudición, el bibliófilo sagaz que es Jacques Bonnet toma al lector de la mano para visitar con él el universo encantado del libro y las bibliotecas. Alternando consideraciones generales -por ejemplo las mil y una maneras de ordenar los libros- y anécdotas, el autor nos hace compartir un itinerario lleno de dulces sorpresas. En resumen, un libro excepcional que se degusta con increíble placer» Pierre Compagnon, Croix du Nord.

Extraído de: http://www.elboomeran.com/obra/525/bibliotecas-llenas-de-fantasmas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada