domingo, 12 de diciembre de 2010

Visto: Harry Potter y las reliquias de la muerte 1ª parte de David Yates

Primero he de reconocer que soy muy harrypottiana, he leído todos los libros, he visto todas las películas y me encantan. Todo el mundo dice que esta película es larga, pero se tiene que demostrar la evolución del proceso de madurez del personaje, y no se puede hacer de la noche a la mañana, es un proceso largo que la película muestra detalladamente, quizás 2 horas y media si que se hacen largas, pero llegar a la madurez no es un proceso instantaneo.
Ahora a esperar con impaciencia la segunda parte que será para julio.

Harry Potter cumple los diecisiete años y se despide de sus tíos y su primo, los Dursley, para encontrarse con la Orden del Fénix, con sus amigos, Ron Weasley y Hermione Granger en sus filas, para intentar llevar a Harry sano y salvo a La Madriguera, la casa de los Weasley. La Orden tiene un plan, hacer con poción multijugos siete Harrys Potter iguales, para que los mortífagos, si los encuentran, no sepan cual es el verdadero. Cuando comienzan a sobrevolar Bristol, los mortífagos les encuentran, con el propio Lord Voldemort entre ellos, para intentar matar a Harry, lo que provoca una batalla casi a ciegas. Al final, Harry y Hagrid, la pareja que iba en la motocicleta de su difunto padrino Sirius Black, llega a la Madriguera, donde les espera Molly Weasley. Poco a poco van llegando las parejas, y, finalemente, George pierde una oreja, Hedwig, la lechuza de Harry, muere asesinada por un mortífago, y Bill da la triste noticia de la muerte de Ojoloco Moody. Todos abatidos, se preparan para la boda de Bill y Fleur, que tendrá lugar allí mismo en los días siguientes.

El Ministro de Magia, Rufus Scrimgeour, visita La Madriguera antes de la boda e informa al trío protagonista de lo que Dumbledore les dejó en su testamento. Ron recibre el Desiluminador, Hermione una copia personal de Los cuentos de Beedle el Bardo, y Harry la snitch de su primer partido de Quidditch. La espada de Gryffindor también fue dejada para Harry, pero Scrimgeour explica que ha desaparecido y por tanto no puede entragársela.

En la boda de Bill y Fleur, los mortífagos atacan de nuevo, esta vez sin causar grandes daños, Harry, Ron y Hermione se van a Londres en una apurada escapada, pero Antonin Dolohov y Rowle, dos mortífagos, les encuentran y les atacan. Después de vencerlos, se refugian en el número 12 de Grimmauld Place donde se encuentran con el elfo doméstico de la familia Black, Kreacher y se dan cuenta que R.A.B. es Regulus Arcturus Black, el hermano de Sirius. Kreacher siguiendo las ordenes de Harry busca a Mundungus, en la busqueda se encuentra con Dobby, el elfo que Harry había liberado hace 5 años, quien ahora viste con botas. Ambos llevan a Mundungus a la casa. Harry y sus amigos descubren que el guardapelo de Salazar Slytherin se lo quedó Kreacher en herencia de Regulus, y a éste se lo robó Mundungus Fletcher, que se lo vendió a Dolores Umbridge. Así pues, irrumpen en el Ministerio, recuperan el guardapelo de la posesión de Umbridge, y se desaparecen en el bosque de Dean después de escapar de los dementores. Intentan destruir el guardapelo, pero resulta indestructible, por lo que son obligados a tomar turnos para llevarlo colgado, a pesar de transmitir un efecto negativo, iracundo y estresante en quién se la pone, especialmente en Ron. Superado por la sospecha de que Harry y Hermione son cada vez más que amigos y la ira del guardapelo, Ron sale del grupo, dejando a Hermione angustiada.

Harry y Hermione, ya sin Ron, tratan de encontrar Bathilda Bagshot en una visita al Valle de Godric, un historiadora mágica que piensan que será capaz de ayudar, pero resulta que esta fue asesinada por el otro bando y suplantada por Nagini, la serpiente de lord Voldemort, que había usado el descompuesto cuerpo de Bagshot como un disfraz. Después de una intensa lucha, consiguen huir de Nagini, la varita de Harry se rompe y Hermione logra identificar a un joven visto en una visión de Harry como Gellert Grindelwald, un antiguo mago tenebroso amigo de Dumbledor, residente en prisión, que está siendo torturado por Voldemort para que confiese algo importante para él.

Más tarde, un Patronus de una cierva se aparece en el bosque y Harry lo sigue. Descubre la Espada de Gryffindor en el fondo de un estanque helado. En un intento de coger la espada, el guardapelo lo intenta estrangular, pero Ron aparece repentinamente y lo salva. Harry convence a Ron para tratar de destruir el Horrocrux con la espada. Cuando Harry la utilizó en su segundo año en Hogwarts para matar al basilisco que vivía en la Cámara de de los Secretos, éste estaba impregnado de veneno del basilisco, una de las pocas cosas que pueden destruir Horrocruxes. El Horrocrux, sin embargo, trata de protegerse y muestra los temores más profundos de Ron. Enojado ataca el guardapelo con la espada, destruyéndolo. Regresan a la tienda, pero Hermione lo recibe enfurecida porque volvió como si nada hubiese pasado. Luego, planean visitar a Xenophilius Lovegood, el padre de Luna, para averiguar algo sobre el símbolo que tanto les llama la atención, presente en el libro que Dumbledore regaló a Hermione.

En casa de los Lovegood, el señor Lovegood les dice que el símbolo que han estado viendo representa las Reliquias de la Muerte. Él les enseña acerca de las Reliquias: La Varita de Saúco, la Piedra De La Resurrección y la capa de invisibilidad. Para entender más el cuento, Hermione lee La fábula de los tres hermanos del libro que Dumbledore le dejó en el testamento. Estos hermanos poseían los objetos, y se cree que han sido los tres hermanos Peverell, visto en el cementerio del Valle de Godric. Cuando el grupo intenta salir, el señor Lovegood revela que los mortífagos han secuestrado a Luna, y debe entregarlos a los mortífagos para poder volver a verla. Los mortífagos llegan, pero los tres adolescentes logran desapecerse en un bosque, donde un grupo de carroñeros están esperando para capturarlos y llevarlos a la Mansión Malfoy. Harry tiene otra visión y ve a Voldemort encontrar a Grindelwald. Grindelwald le dice que tuvo un duelo hace años con Dumbledore y como resultado es el dueño de la Varita y que está en la tumbla de Dumbledore.

Después, unos carroñeros, entre ellos Scabior y el hombre lobo Fenrir Greyback, encuentran al trío y lo llevan a la Mansión Malfoy, donde viven Lucius, Narcisa, Draco y Bellatrix, sospechando que son Harry Potter y sus amigos. Allí, Bellatrix Lestrange ve la espada de Gryffindor, que ella cree que reside en su bóveda en el Banco Gringotts. Encarcela a Harry y Ron en el sótano, donde se encuentran Luna, el fabricante de varitas Ollivander y Griphook, un duende de Gringotts. Por su parte, Bellatrix tortura a Hermione con la maldicion cruciatus y tallando sobre su carne «sangre sucia» para que hable acerca de la espada. En el sótano, Harry pide ayuda a través del espejo de Sirius. Entonces, después de creer ver el ojo de Dumbledore, Dobby aparece repentinamente, aturden a Colagusano y el grupo rescata a Hermione, pero Bellatrix, furiosa con Dobby, su antiguo esclavo, lanza un cuchillo mientras se desaparecen que se transporta con ellos. Aparecen en Shell Cottage, donde está El Refugio, la casa de Bill y Fleur, y Harry, Ron y Hermione, aturdidos, se abrazan pensando que todo ha terminado, pero el puñal de Bellatrix se clava en el pecho de Dobby. El elfo doméstico se echa a los brazos de Harry sangrando, herido de muerte, y feliz, muere. Muy triste, Harry y sus amigos entierran a Dobby sin magia en la playa de Shell Cottage.

Más tarde, Voldemort abre la tumba de Dumbledore y toma la Varita de Saúco, convencido de que entonces es completamente indestructible, y eufórico lanza un hechizo con todas sus fuerzas al cielo, terminando la película.

Extraído de Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada