martes, 4 de enero de 2011

Leído: Las puertas del edén de Ethan Coen

Me gusta mucho leer cuentos, pero estos me han descolocado, por lo raros que son. Exceptuando un par el resto no me ha gustado. Quizá el mejor el primero, el resto son raros.


El humor negro tan especial y la violencia surrealista con que los hermanos Coen impactaron al mundo del cine, iniciando al mismo tiempo una corriente estética que ha dejado huella y propiciado no pocos imitadores, se trasladan por primera vez al papel en estos relatos que marcan el debut literario de Ethan Coen, hermano menor del binomio y uno de los más prestigiosos guionistas norteamericanos de la actualidad. Cada una de las historias que componen Las puertas del edén está construida sobre una idea que roza el absurdo. El mundo de la mafia, de los detectives privados, de los vengadores solitarios y de la tradición judía conforman el escenario sobre el que se mueven unos personajes de tan dudoso proceder como incierto destino. Investigadores opacos y castigados por la vida, geishas delicadas y traidoras, fríos espías ingleses, amantes vengativas, mafiosos torpes e ignorantes, e incluso padres desbordados por el carácter de sus hijos surgen de las páginas de este libro como una muestra variadísima de las más agudas peculiaridades que nos ofrece la fauna humana. Publicada simultáneamente en Estados Unidos, Inglaterra, Francia y España, entre otros países, esta primera incursión de Ethan Coen en la narrativa es ya un triunfo que será aplaudido tanto por los amantes de la gran literatura americana de calidad como por el creciente número de seguidores de la obra fílmica de los hermanos Coen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada