jueves, 27 de enero de 2011

Leído: Zonas húmedas de Charlotte Roche

Un libro no apto para todos los estomagos, y es que hablar del cuerpo de uno y de todas sus secrecciones no es fácil y si encima lo explica de esta manera tan cruda, menos aún.
Empece a leerlo de forma digital hará casi un año, pero lo de leer en el ordenador no es lo mio, con lo que cuando lo vi en la biblioteca del barrio, aproveche y me lo lleve a casa. Me lo he leído en un pim-pam, pero aún así continuo pensando en las cosas que explicaba. El final no me ha gustado, ya que intenta justificar todo lo que hace en recuerdo del trauma infantil que tuvo, y encima esta huida no acaba de cuadrar con la historia.

Helen, una joven de 18 años, es internada en un hospital tras realizarse una fisura anal con un autodepilado extremo de sus partes íntimas. Después de la operación, esta joven autodidacta intentará por todos los (a ratos, sangrientos) medios unir a sus padres divorciados. Por el camino nos enteraremos de sus obsesiones y aficiones: desde comer fluidos y costras propias y ajenas hasta su arte fabricando tampones con papel de water.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada