miércoles, 16 de febrero de 2011

Leido: La bicicleta estatica de Sergi Pamies


Me gustan muchos los escritores de cuentos catalanes, tratan en un espacio mínimo realidades pequeñas de mi mundo, aun así los cuentistas norteamericanos no me acaban de convencer. Sèrgi Pàmies me gusta mucho, y esta obra muy autobiográfica explica la relación con su padre, el político Gregorio López Raimundo. Vale la pena leerlo.

Sergi Pàmies dedica parte de los diecinueve relatos de La bicicleta estática a diseccionar los naufragios y desconciertos de la madurez. Si con su libro anterior Si te comes un limón sin hacer muecas concitó elogios y reconocimientos, en este Pàmies vuelve a desplegar su afilado sentido de la observación. Con un estilo preciso, intenso, irónico o demoledor, el autor sumerge al lector en emociones como el duelo, el desamor, la introspección enfermiza, los pánicos y servidumbres de la responsabilidad, las liturgias sentimentales y los peligros de la esperanza y la nostalgia. Recurriendo a material explícitamente autobiográfico y jugando con los límites más promíscuos entre realidad y ficción, Pàmies retrata las tragicómicas dificultades existenciales de unos personajes que, con una determinación tan absurda como heroica, insisten, pese a no moverse, en pedalear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada