domingo, 6 de febrero de 2011

Visto: Amor y otras drogas de Edward Zwick

Un drama romántico, que intentan vender como comedia. Estuvo entretenida aunque hay personajes incomprensibles, por ejemplo el hermano y escenas que no sabes a santo de que vienen, las primeras de su atrajeada vida intima. Para olvidar.


Jamie es un representante farmacéutico que sabe jugar bien sus cartas tanto en el terreno laboral, como en su relación con las mujeres. Maggie es una bella artista que no quiere atarse a nada en su vida, ni mucho menos al amor. El encuentro entre estos dos espíritus libres va a dar lugar a un romance muy poco ortodoxo en el que ambos se resisten a profundizar en lo que sienten. Y más teniendo en cuenta que la filosofía vital de Jamie se tambalea tras conocer el incipiente Parkinson de Maggie.

Edward Zwick, responsable de títulos de acción como "El último samurái" o "Diamante de sangre", cambia radicalmente de estilo para dirigir "Amor y otras drogas", una comedia romántica agridulce acerca de lo importante que es dejarse llevar en las relaciones de pareja. La película está inspirada en las memorias de un ejecutivo farmacéutico de Viagra que se enfrentó a la industria tras sufrir una crisis de valores. El amor y el sexo se mezclan con frescura con uno de los principales temas del filme: la enfermedad de Parkinson que sufre su protagonista femenina.

Jake Gyllenhaal y Anne Hathaway vuelven a coincidir después de la ya mítica "Brokeback Mountain". Él es uno de los actores más versátiles de la actualidad (Zodiac, Brothers, Prince of Persia) y ella ha demostrado que se mueve igual de bien en la comedia (El diablo viste de Prada) y el drama (La boda de Rachel). Entre los secundarios, Hank Azaria (Noche en el museo 2), Judy Greer (Love Happens) y Oliver Platt (Cartas a Julieta). "Amor y otras drogas" ha sido nominada a 2 Globos de Oro en la categoría de comedia o musical: mejor actor (Gyllenhaal) y mejor actriz (Hathaway).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada