viernes, 25 de febrero de 2011

Vivido: Comer caracoles

Me gusta comer caracoles, son un platillo delicioso, y como que yo no sé hacerlos, y no acostumbro a ir a restaurantes que lo hagan, me tengo que conformar con comerlos muy pocas veces al año. Cómo cada sábado mi padre y mi hermano hicieron su desayuno "fuerte", es decir, antes de las 11.00 se zampan una buena comida, y este sábado les toco caracoles. Rauda y veloz le pedi a mi padre que me dejará una ración y el lunes tuve mi tupper de caracolillos, que me comí para cenar durante 2 días. Que buenos que estabán y es que me encantan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada