domingo, 22 de mayo de 2011

Visto: City of Ember. En busca de la luz de Gil Kenan

Una película dirigida a un público juvenil que entretiene y se puede ver. A mi me interesaba especialmente por Tom Robbins, que como siempre está bien. La historia bonita y con un final sorprendente.

Adaptación de la novela de igual nombre. Nos traslada a las Ascuas donde siempre es de noche. La ciudad ha sido construida bajo tierra y las únicas luces que la iluminan doce horas al día provienen de las farolas. Más allá de la ciudad se encuentran las Regiones Desconocidas, que nadie ha explorado todavía. Los habitantes de Las Ascuas han vivido confortablemente durante doscientos cincuenta años, mientras sus comercios han estado bien abastecidos. Pero llega un día en que poco a poco, dejan de estarlo; y para colmo las luces de las farolas y todos los focos empiezan a parpadear. Todos se preguntan qué pasará cuando el generador central, que funciona gracias a un río subterráneo, se estropee del todo. Lina, una niña de trece años, acaba de empezar a trabajar como mensajera, y ello le facilita el acceso a ciertos secretos. Será dicha niña junto a su amigo Doon, un niño que se ocupa de reparar las tuberías bajo tierra quienes intenten aprovechar sus respectivos oficios para tratar de hallar una salida a la desesperada situación en la que se encuentran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada