lunes, 15 de agosto de 2011

Vivido: A raíz de la lectura de Los enamoramientos de Javier Marías

La lectura de los libros de Javier Marías siempre son un fuente de inspiración, ya que surgen mil pensamientos relacionados con sus textos. En este caso, a mí me ha hecho pensar en la amistad, y en lo vacuo del mundo. Y como resultado limpieza de las "amistades" del Facebook, que sentido tiene tener a la compañera de trabajo de mi hermana, una chica excelente pero con la que no tengo contacto, o los compañeros de estudios de la EGB, personas con las que no he tenido contacto en los últimos 30 años y no me ha supuesto ninguna pérdida o ahora recuperandolos una gran alegría, o los compañeros del anterior trabajo, que cuando pudieron apoyarme moralmente no lo hicieron, o los compañeros de estudios del bachillerato. En definitiva he eliminado a un montón de personas como amistades, basandome en dos premisas, personas con las que no interactuo por teléfono o correo electrónico o en persona, y a las silenciosas, por que como decía ayer un artículo de Francesc Miralles:
"Se puede tener la capacidad de soportar a alguien tan negativo que nadie quiere estar a su lado, y tener dificultades, en cambio, para relacionase con una persona que no suele abrir boca".

Relacionarse con personas silenciosas cada vez me resulta más díficil, y especialmente en el Facebook, con lo cual las he eliminado a la "mayoría silenciosa", esa mayoría que nunca te pone un "me gusta" o no hace ningun comentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada