domingo, 30 de diciembre de 2012

Visto: Cafe de floré de Jean-Marc Vallée

Aunque mi santo no la aguanto entera, es de decir que es de las mejores películas que he visto ultimamente, por las historias entrelezadas, aunque el tema de la reencarnación como que no me lo creo mucho. Quizás es la historia de las crisis personales lo que más me ha ineresado.

Narra los destinos paralelos de Jacqueline, madre de un niño en los años sesenta en París, y de Antoine, un DJ de éxito recién divorciado en el Montreal actual. Las dos historias se unen a través del amor. Un amor eufórico, obsesivo, trágico, juvenil y atemporal. Una odisea amorosa mística y fantástica. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada