jueves, 3 de enero de 2013

Leído: El síndrome del prisionero de Lewis Trondheim


3/100 de Desafio 2013

Un cómic muy entretenido sobre las viviencias de un joven.

Un puñado de anécdotas autobiográficas que muestran a un Trondheim íntimo e infantil, tierno a veces, irritante. Cómodo en su doble papel de autor y personaje, se divierte forzando la identificación de uno y otro, y crea un divertido hipocondríaco patoso en la línea del mejor Woody Allen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada