jueves, 7 de febrero de 2013

Visto: Ira de titanes de Jonathan Liebesman

La segunda parte de Furia de titanes es entretenida y te acuerdas de cuando eras niña y veías las películas basadas en historias mitológica. Pero claro esta está mejor hecha y es mucho más amena. Ahora tengo pendiente la relectura de la obra de Robert Graves sobre mitologia griega, que es una de las mejores y más divulgativas que hay.


Diez años después de los sucesos de “Furia de titanes”, Perseo (Sam Worthington) está decidido a llevar una vida tranquila con su hijo Helio. Sin embargo, los dioses, debilitados por la falta de fe de la humanidad, pierden el control sobre los Titanes, cuyo líder no es otro que Kronos, el padre de Zeus (Liam Neeson), Hades (Ralph Fiennes) y Poseidón (Danny Huston). Cuando Hades y Ares (Edgar Ramírez) llegan a un acuerdo con Kronos para capturar a Zeus, entonces Perseo tendrá que abandonar su apacible vida para rescatarlo, misión en la que cuenta con la ayuda de Andrómeda (Rosamund Pike), Agénor (Toby Kebbell) y Hefesto (Bill Nighy). (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada