martes, 12 de marzo de 2013

Leído: La sabiduría de los muertos (Los archivos perdidos de Sherlock Holmes) de Rodolfo Martínez



23/100 de Desafio 2013
14/25 de Reto 25 españoles
9/15 de Reto Cruce de Caminos Negro y Criminal

Ahora que está tan de moda, otra vez, Sherlock Holmes, no he podido dejar de pasar la ocasión de leer "La sabiduría de los muertos", una novela basada en los archivos perdidos de Sherlock Holmes, es decir, un escritor que toma a Holmes y a Watson y crea unas nuevas historias. Las historias están bien, y explican historias de después de 1891 (la presunta muerte de Holmes y Moriarty en aquellas cataratas). Muy recomendable para amantes, seguidores, fans de Sherlock Holmes.



Premio Asturias de Novela 1995
Corre el año 1895 y Sherlock Holmes y el doctor Watson se ven envueltos en un caso de suplantación de identidad que tiene sus raíces en la época en la que ell mundo daba por muerto al detective. Juntos, los dos investigarán una trama que gira alrededor del más famoso de los grimorios: el libro de los nombres muertos, el temible Necronomicon de Abdul Alahzred.
«La sabiduría de los muertos» es la primera novela holmesiana de Rodolfo Martinez y, desde el momento de su primera publicación, en 1996 fue recibida con gran alborozo por los fans del detective victoriano. En ella, Martinez recrea con gran habilidad la voz del doctor Watson y reconstruye un siglo XIX en el que lo real y lo ficticio van de la mano en una historia trepidante.
Contraportada:
"He dicho a menudo, Watson, que cuando se ha eliminado lo imposible, lo que queda, por improbable que pueda parecer, es la verdad. Pero, ¿qué sucede cuando no se puede eliminar lo imposible?" Siguiendo un extraño caso de suplantación de personalidad, el famoso detective Sherlock Holmes se ve envuelto en una feroz intriga entre sectas luciferinas, la legendaria Amanecer Dorado y la francmasonería egipcia, por la posesión del grimorio definitivo, el libro que abre las puertas del infierno, conocido bajo muchos nombres: Al Azif, el Libro de lo que dicen los Espíritus del Desierto, el Libro de los nombres muertos... o el Necronomicon. Rodolfo Martínez coloca frente a frente a dos de los grandes mitos literarios de todos los tiempos: el detective de Baker Street y Lovecraft, el solitario de Providence. El resultado es una apasionante narración que podría estar firmada por aquel fotógrafo de hadas y aficionado al espiritismo llamado Arthur Conan Doyle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada