lunes, 8 de abril de 2013

Visto: Un amor entre dos mundos de Juan Diego Solanas




Las imagenes preciosas, la puesta en escena para conseguir los dos mundos fantásticas, pero es una película flojita, flojita, y no te acaba de enganchar. Una lástima.



Adam es aparentemente un tipo corriente dentro de un universo extraordinario. Vive humildemente de lo que gana, pero su espíritu romántico conserva en la memoria el recuerdo del amor imposible por una chica que conoció en un mundo distinto, en un lugar que se halla fuera de su alcance. Sin embargo, cuando vuelve a verla en la televisión, no habrá nada en el mundo que le impida encontrar el camino que lo lleve hasta ella. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada