martes, 22 de octubre de 2013

Visto: La mujer de negro de James Watkins


Ver a Harry Potter haciendo de adulto impresiona, y más cuando es una película de terror ambientada en la época victoriana. Muy recomendable, especialmente si nadie te chafa el final.
Arthur Kipps es un joven abogado cuya empresa lo envía a un lugar remoto para vender la casa de un cliente que acaba de fallecer. La gestión, aparentemente rutinaria, tropieza con ciertas dificultades: los vecinos se muestran reacios a hablar sobre la casa o a acercarse a ella; además, nadie está dispuesto a admitir la existencia de una mujer de negro que él está seguro de haber visto. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada