sábado, 14 de diciembre de 2013

Leído: El último pasajero de Manel Loureiro


92/100 de Desafio 2013

Una fantástica novela de terror escrita por un autor español, muy recomendable. Lo mejor que tiene un principio y un fin coherente, algo que a menudo se echa en falta en la novela de terror.


El último pasajero, de Manel Loureiro, autor de otros libros como Apocalipsis Z: El principio del fin o Apocalipsis Z: Los días oscuros, es una novela negra que nos atrapa y nos sumerge en las entrañas de un misterioso barco fantasma, una obra trepidante en la que el autor pone a prueba su capacidad para crear atmósferas de gran tensión. La protagonista es una mujer que viaja resolviendo un misterio incomprensible en un barco fantasma, mientras vive también una gran transformación personal. Manel Loureiro es un gran comunicador seguido por miles de lectores. Sus anteriores novelas han sido traducidas a más de diez idiomas y publicadas en cerca de una veintena de países. Además, Manel es uno de los pocos autores españoles contemporáneos que ha conseguido situar sus novelas en la lista de los más vendidos de Estados Unidos. Un enigma oculto durante más de setenta años. Un barco lleno de misterios. No te podrás bajar… aunque quieras. Agosto de 1939. Un enorme trasatlántico llamado Valkirie aparece flotando a la deriva en el Océano Atlántico. Un viejo buque de transporte lo encuentra por azar y lo remolca a puerto, tras descubrir que en ese barco tan solo queda un bebé de pocos meses…. y algo más que nadie es capaz de identificar. Setenta años después, un esquivo hombre de negocios decide ponerlo de nuevo sobre el agua y repetir, paso por paso, el último viaje del Valkirie. A bordo de él y atrapada en una realidad angustiosa y contrarreloj, la periodista Kate Killroy descubrirá que solo su inteligencia y su capacidad de amar podrán evitar que la nave se cobre de nuevo su siniestro precio en este viaje. Un trasatlántico a la deriva en medio del Atlántico Norte, unos misteriosos acontecimientos, ni un solo tripulante ni viajero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada