martes, 18 de febrero de 2014

Leído: Cuando yo tenía cinco años me maté de Howard Buten


Una obra clásica, ya que sabes desde el inicio, que la explicación del por qué el protagonista está ingresado en una especie de reformatorio, la darán en el capítulo final, y que mientras te irán facilitando la información con cuentagotas, aún así me ha gustado, y eso que el desenlace final lo encuentro muy típico de la hipocresía americana de no sex, pero si armas, sangre, destrucción masiva, muerte,etc.
Una obra muy cortita que recomiendo su lectura.

Burt sólo tiene ocho años, pero su pequeño corazón ya ha conocido grandes sentimientos. Demasiado grandes. Demasiado fuertes. Ahora vive recluido en un Centro de Internamiento Infantil por lo que le hizo a Jessica. Solo, contra la estupidez de los adultos que convierten sus sueños en síntomas clínicos y su amor en un delito. Solo, en una fortaleza de silencio. ¿Quién lo sacará de allí? Pura emoción, en una prosa maravillosamente conseguida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada