jueves, 3 de abril de 2014

Vivido: mi experiencia de un mes sin Facebook

El 3 de febrero tome la decisión de no consultar Facebook durante un mes (¡no lo tengo vinculado a este blog¡). No soy una persona especialmente enganchada a esta red social, de hecho no tengo la aplicación ni el teléfono móvil ni en el ipad, con lo que la tentación sólo era para el PC, y me paso muchas, pero que muchas horas delante de un ordenador, con lo que creía que sería difícil, pero no, he podido soportarlo y de hecho no lo he encontrado a faltar (mi santo entro un día con mi perfil ya que él no tiene facebook, y quería ver las fotos de su tienda favorita en facebook, pero no lo considero como una trampa) y ni me han echado a faltar. También he de decir que de mi círculo de amistades y familia directa y allegados pocos utilizan y cuando digo utilizan es publicar post, hacer comentarios, etc, pocos lo utilizan, parafraseando lo de "analfabeto funcional" (persona que sabe leer pero que práctica poco la lectura), pues mi círculo es "anfacebook funcional" (todos están en facebook por qué tocan pero poco lo utilizan).
Con lo que hoy un mes después he entrado y veo que todo continua igual, he consultado el par de amigos que sé que han hecho alguna entrada (A. y el cocido, S. y su foto nueva de perfil, N. y sus múltiples entradas sobre su empresa, y ya está) y he puesto lo de "Me gusta", y lo he cerrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada