lunes, 21 de julio de 2014

Leído: zombiewaling, distracted walking’, ‘dumbwalking’, ‘zombiewalking’ o, en castellano, ‘caminante zombie’ o ‘andante con móvil’.



Mira que artículo tan entretenido y divertido se ha publicado en Yorokobu sobre el zombiewalking, o el andante con móvil. Yo no soy una zombiewalking, sino una bookwalking, o sea una andante con libro, y mis últimas experiencias negativas de esta manera de ir caminando han sido: pisar una caca de perro en la zona de Sagrada Familia mientras leía el capítulo final de un libro, el otro es darme un golpe con la puerta de un coche abierto mientras los atribulados abuelos metían a su nieto discapacitado en el, pobres de la impresión, se les fue la silla de ruedas calle abajo y el abuelo tuvo que ir corriendo, mientras ella intentaba mantener al niño en su silla y atenderme a mi, que me lleve más un susto que daño, a todo esto iba leyendo el artículo de Cultura de La Vanguardia sobre el Tigre de Gales, Tom Jones.
Total que he aprendido que no puedo caminar y leer al mismo tiempo y que por la calle como mucho música o radio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada