viernes, 4 de julio de 2014

Visto: Sólo los amantes sobreviven de Jim Jarmusch


Una película rara donde los vampiros son seres excepcionales, educados, agradables que han conseguido influir culturalmente a los humanos durante siglos, y que aquí ven como esta cultura se está desmoronando a una velocidad de vértigo, y esto queda reflejado en las imagenes de esa Detroit destruida y abandonada, cuando fue una de las más vibrantes de EEUU. La relación entre los amantes es de una fidelidad total y sólo la hermana de ella puede estropear esto, por ser lo contrario de ellos, una grupie sin valor. Me ha gustado por esta versión diferente y por las historias que explican de su pasado, donde coinciden con lo más granado de lo cultural e intelectual.


Ambientada en un Detroit y Tánger románticamente desoladas, Adam, un músico underground profundamente deprimido por la dirección que han tomado los actos de la Humanidad, se reúne con su dura y enigmática amante, Eve, quien no tiene problemas en reconocer su condición de vampiro. Su historia de amor ha prevalecido al menos durante varios siglos, pero su libertino idilio pronto es interrumpido por la llegada de Ava, la salvaje e incontrolable hermana menor de aquella. A medida que su mundo se desmorona a su alrededor, ¿podrán estas astutas pero frágiles criaturas de la noche seguir existiendo antes de que sea demasiado tarde? (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada