viernes, 1 de agosto de 2014

Leído: Herida de Louis Malle



Esta fue la primera película que mi santo y yo vimos juntos en el cine, y cómo que yo elegí la película él saliendo pensando que era una rara de narices, y vista ahora, la verdad es que la película se las trae. La historia de una obsesión sexual protagonizada por Juliette Binoche y Jeremy Irons no tiene desperdicio, con escenas muy subidas de tono, y otras muy duras, como la del hijo, o la de mujer cuando descubre su infidelidad. Lo más curioso y que núnca nos habíamos dado cuenta es que mi Speedy se llama igual que el hijo del protagonista, ni hecho a propósito.

Peligrosa aventura de amor y sexo entre un hombre maduro y la prometida de su hijo. Él es un respetable miembro del Parlamento, pero está dispuesto a dejarlo todo por ella; ella, calculadora y pragmática, está 
decidida a casarse con su novio. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada