sábado, 29 de noviembre de 2014

Leído: La última raya de Javier Jorge




Esta obra explica las vivencias y desventuras de un joven que vive en Badalona, ciudad que conozco un poco, y que con un estilo directo y sencillo explica su vida durante un par de años. Reconozco que no tiene demasiado talento, pero es una obra simpática, especialmente por los esfuerzos del autor para promocionarla y por la frescura de los diálogos. Me dedique a escribir al autor a Twitter y me contesto, y eso me hace mucha gracia.

Hay momentos en la novela que pasas vergüenza ajena y en cambio en otros te identificas con el protagonista, aunque sólo sea por ciertas similitudes con tu vida.

Es una obra que he recomendado especialmente a conocidos míos que viven en Badalona, ya que leer algo ambientado en tu ciudad hace gracia.

---
¿Perderías al amor de tu vida por querer “amarlas” a todas? Una historia de amor, sexo, drogas, miedos y dudas en la que ya se han reconocido miles de lectores. Rubén procede de una familia humilde de Badalona, se codea día a día con artistas y personajes famosos, viste ropa de marca, huele a perfumes caros, fantasea cada noche con Mónica Bellucci, es cocainómano, putero y madridista confeso y aun así, no es feliz. Lucha día y noche contra su corazón por olvidar a Angie, la puta de Angie, su novia de toda la vida que le ha abandonado. Se castiga a diario por no ser como Manolo Lama y tener que tratar con frikies sin calaña. Odia a su padre tanto como adora a su madre y trata de pasar página abusando más de la cuenta de las drogas junto a un viejo amigo del instituto y quedando con chicas que solo le quieren por su coca y su polla, en este justo orden. Muriendo poco a poco en mil noches de risas, copas y rayas de farlopa deambula por la vida, frecuentando prostitutas de diferentes lenguas y etnias y protagonizando peleas callejeras. Lucha por recuperar su dignidad como persona, pero siempre con el nombre y el recuerdo maldito de Angie martilleándole la cabeza, arrastrándole a sufrir penurias jamás imaginadas bajo la misteriosa presencia de Paulo Coelho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada