martes, 30 de diciembre de 2014

Leído: Yo fui Johnny Thunders de Carlos Zanón

Una obra ambientada en Barcelona, y encima en el barrio del Guinardó, y que no sea de Juan Marsé (el narrador por excelencia de este barrio/districto de Barcelona) pues nada a leerla y si encima todo el mundo habla maravillas de ella, pues aún más.
Esta novela explica la vida de Francisco, Mr. Frankie, que vuelve al barrio de su infancia y adolescencia para vivir con su padre, al que no veía desde hace demasiados años, y vuelve a ver todo lo que ha vivido desde la óptica de un hombre que ha podido tenerlo todo, lo ha perdido y ahora está sólo y viejo y sin nadie, y lo peor de todos sin sueños, ya que el rock se lo ha llevado todo.
Me ha gustado mucho, por la sinceridad que desprenden los personajes, por la crueldad existente, por los giros que dan la vida, el hombre abusador de adolescentes al final cuida amorosamente de la hija de la que no tenía que haber abusado sexualmente, que el hijo de Francis recobre por unos segundos la confianza en un padre denostado continuamente por su madre, en fin por situaciones tan auténticas como la vida misma.

---
Francis, Mr. Frankie, decide regresar al lugar donde vivió las primeras cosas, a su barrio. Se marchó de allí persiguiendo su particular sueño de rock’n’roll, que le llevó a acariciar con la punta de sus dedos una fama tóxica y efímera. Ahora Francis vuelve para dejar atrás la miseria y la drogadicción. Pero su viejo barrio son ruinas por donde aún deambulan su padre, su medio hermana, su primera novia y algún que otro amigo. Francis quiere empezar de nuevo y hacer las cosas bien. El problema son los atajos, las canciones de tres minutos, la imposibilidad de olvidar quién fue. Para Francis la línea recta es la distancia más retorcida entre dos puntos. De momento, sus facturas y sus noches no suele pagarlas él, pero esa situación no puede alargarse mucho más. Va a necesitar algo más que promesas para salir adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada