martes, 16 de diciembre de 2014

Visto: Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal de Steven Spielberg


Creo que he visto todas las de Indiana Jones más de mil veces, obviamente es una exageración, pero que las he visto muchas veces si que es cierto. Y cuando estrenaron esta después de muchisimos años sin ninguna nueva fue bastante decepcionate, Harrison Ford estaba muy mayor, Karen Allen también, y Shia LaBeouf nada creible como el futuro Indiana Jones. Pero claro después de verla unas cuantas veces te acostumbras, y al final incluso te acaba gustando no como sus predecesoras, pero casi.

Esta película de aventuras ambientada en Perú tiene todos los elementos de las películas de Indiana, y en esta ocasión los malos son los rusos, encarnados por una Cate Blanchett como coronel del ejercito ruso nada creible, pero en fin todo sea por la pariedad de actores.

Una película entretenida para pasar un buen rato, aunque no este a la altura de las películas anteriores.

---
Año 1957, en plena guerra fría. Indiana Jones (Harrison Ford) consigue de milagro salir ileso de una explosiva situación con unos agentes soviéticos en un remoto desierto al que llegó detenido junto a su amigo Mac (Ray Winstone). El decano de la Universidad (Jim Broadbent) le confiesa a su amigo el profesor Jones que las últimas misiones de Indy han fracasado, y que está a punto de ser despedido. Mientras tanto, Indiana conoce a Mutt (Shia LaBeouf), un joven rebelde que le propone un trato: si le ayuda a resolver un problema personal, él, a cambio, le facilitaría uno de los descubrimientos más espectaculares de la historia: la Calavera de Cristal de Akator, que se encuentra en un lugar remoto del Perú. Pero los agentes soviéticos, dirigidos por la fría y bella Irina Spalko (Cate Blanchett), tienen el mismo objetivo. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada