lunes, 10 de agosto de 2015

Visto: Los bufalos de Durham de Ron Shelton

De tanto en tanto me da por mirar películas que me gustaron mucho en su día, y esta vez ha sido el turno de Los bufalos de Durham, donde descubrí a Kevin Costner. Y cuál ha sido mi sorpresa al volverme a gustar, a ver no esperaba gran cosa y por eso seguro que ha sido que me ha gustado. 
La historia entre Costner, Sarandon y Robbins, este trio que dio pie a un largo matrimonio entre Sarandon y Robbins, da pie a una de las mejores frases del cine:

Pues yo creo en el alma. Creo en... las bolas con efecto, comida de régimen, un buen whisky, que las novelas de Susan Sontag son una basura autoindulgente y sobrevalorada. Creo que Lee Harvey Oswald actuó en solitario. Creo que debería haber una enmienda constitucional prohibiendo los campos de hierba artificial. Creo en el bateador suplente, en el porno suave, en abrir los regalos el día de navidad en lugar de en nochebuena y creo en besos largos, lentos, profundos, suaves y húmedos que duran tres días".
Y la respuesta de Annie: Ohhh, vaya¡¡¡

En fin, una película romántica con el transfondo del béisbol.
---
Un novato (Robbins) y una vieja gloria del béisbol (Costner) se disputarán el amor de una madura y atractiva animadora del equipo (Sarandon). Cada primavera, Annie, forofa del equipo de béisbol "Los Búfalos" de Durham, elige a un jugador para "educarle" en la cama y en el campo de juego. Esta temporada tiene dos candidatos: el veterano y el novato. Ambos tienen cualidades pero, como suele suceder, ellas siempre deciden... (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada