sábado, 28 de noviembre de 2015

Leído: Todo lo que muere de John Connolly

John Connolly, Todo lo que muere. Barcelona: Tusquets, 2004. 432 p.

Mi amiga H. me lo había recomendado, a John Connolly,  pero como que sus lecturas y las mías no coinciden, lo fui postergando “ad infinitum”, pero el otro día me dio el punto y decidí leerlo, a ver qué tal. Y que grata sorpresa, me ha gustado mucho, una novela negra con una trama muy elaborada y con un personaje, Charlie Parker, un policía de la ciudad de New York, que te atrapa y acabas queriendo, a pesar de lo que es, y es que el camino de la redención es difícil, especialmente para un policía que lleva a cuestas la muerte de su mujer y su hija en mano de un asesino en serie, que hace creer a todo el mundo que ha sido Charlie, mientras se emborracha en un mugriento bar. Obviamente a raíz de esto deja el alcohol y decide ejercer la justicia, primero para encontrar al asesino de su familia y luego para tantas personas que no tienen su propia justiciero (especialmente, los niños y mujeres)
De esta novela se podría extraer un par de novelas, ya que hay dos historias que son totalmente diferentes, y aunque ayudan a clarificar el final, creo que la historia del pueblo donde se descubre la muerte de la joven que Charlie busca desde el inicio es totalmente prescindible. Y la historia ambientada en New Orleans es la que te cautiva y te engancha más. Curiosamente otras novelas como las de la serie del Pendergast de Child y Lincoln también están ambientadas en New Orleans, algo debe de tener esta ciudad para que tantos escritores se inspiren y creen obras tan abigarradas y duras.
Los dos amigos negros homosexuales, asesinos a sueldos, también son muy recomendables, y dan un punto diferente a la novela, ya que este tipo de personaje no es habitual encontrarlos en este tipo de novela.

Esta novela es la primera de la serie Charlie Parker de John Connolly, y creo que voy a ir a por todas.

--
John Connolly posee todas las cualidades con las que cualquier editor sueña a la hora de dar a conocer a un autor: una primera novela que conmociona, una historia terrorífica muy bien tramada, personajes sólidos y complejos (que además aparecerán en otras entregas), una aguda visión de la sociedad y un gran talento y fuste literarios. Éste es, ni más ni menos, el caso de Todo lo que muere y del escritor irlandés Connolly. Que se preparen los adictos a labuena novela policíaca.

Una noche, Charlie «Bird» Parker, inspector del Departamento de Policía de Nueva York, discute por enésima vez con su mujer y sale a tomar unas copas; cuando vuelve a casa, se encuentra a su mujer y a su hija de tres años salvajemente asesinadas. Entre los sospechosos figura el propio Parker, pero el crimen no podrá resolverse. Incapaz de superar los sentimientos de culpabilidad y expulsado del cuerpo de policía, Parker se convierte en un hombre atormentado, violento y deseoso de venganza. Cuando su ex jefe le pide ayuda para resolver el caso de una joven desaparecida, Parker acepta y se embarca en una investigación que le llevará hasta el sur de Estados Unidos, donde se las verá con el crimen organizado, con una extraña anciana que dice oír voces de ultratumba y con el «Viajero», un despiadado asesino en serie.

Connolly, John

John Connolly (Dublín, 1968) estudió filología inglesa en el Trinity College de Dublín y periodismo en la Dublin City University. Colabora regularmente con el Irish Times y reside en Dublín, pero pasa parte del año en Estados Unidos, donde se desarrollan sus obras. Es autor del libro de relatos Nocturnos, de la novela Malvados —un thriller con tintes sobrenaturales que la crítica ha asociado con las novelas de Stephen King y las películas de Quentin Tarantino— y de la célebre serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Charlie Parker, tituladas Todo lo que muere (Shamus Award 1999, finalista del Bram Stoker Award y del Barry Award 1999), El poder de las tinieblas, Perfil asesino, El camino blanco(Barry Award 2003), El ángel negro, Los atormentados, Los Hombres de la Guadaña, Los amantes, Voces que susurran, Más allá del espejo y Cuervos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada