miércoles, 9 de diciembre de 2015

Leído: U de ultimátum de Sue Grafton

Sue Grafton, U de ultimátum. Barcelona: Tusquets, 2011. 464 p.

Sigo fiel a Sue Grafton y a su fantástica detective Kinsey Millhone, para mi una de las mejores detectives, ya se que los puristas me dirán que si tal o si cual, pero para mí el hecho de que este escrito por una mujer y la protagonista sea una mujer es muy importante, ya que he leído mucho de novela políaca y pocas mujeres aparecen.
En esta nueva novela de la saga, Kinsey se ve investigando un caso de veinte años atrás y cómo siempre gracias a eso descubre más aspectos desconocidos para ella de la vida personal de su tia, de sus abuelos e incluso de sus padres, recordemos que sus padres murieron en un accidente de tráfico y su tía la crio impidiéndole ver a sus abuelos, y que ahora la abuela muy mayor quiere recobrar el contacto con ella.
Continuan apareciendo todos los personajes secundarios habituales, su casero, la dueña del bar donde acostumbra a cenar, e incluso el policía buenorro con el que tuvo un lío, lo de siempre, que además me gusta.
Ahora a por la V.

---
En abril de 1988, un mes antes de que Kinsey Millhone cumpla treinta y ocho años, un joven llamado Michel Sutton y con pinta de no haber matado una mosca acude a la investigadora para hablarle de un antiguo caso jamás resuelto. Más de dos décadas atrás, en 1967, una niña de cuatro años fue secuestrada, y ahora una noticia aparecida en un periódico ha reavivado los recuerdos de Michel: éste cree que, cuando él era pequeño, vio cómo enterraban el cadáver de esa niña y que podría identificar a quienes la asesinaron. Quiere que Kinsey le ayude a localizar la tumba y encontrar a los asesinos. Ardua tarea, sobre todo porque han pasado más de veinte años, pero Sutton es insistente y, pese a sus dudas, Kinsey acepta dedicarle un día, sólo un día, de su tiempo. Pronto, sin embargo, descubre que Sutton es, como mínimo, un poco fantasioso y, lo más importante, que le oculta información sobre sí mismo. ¿Son sus recuerdos ciertos, o simplemente una mentira más de una larga lista de falsedades?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada