martes, 26 de enero de 2016

Leído: ¿Podemos hablar de algo más agradable? de Roz Chast

Roz Chast, ¿Podemos hablar de algo más agradable?. Barcelona: Randon House, 2015. 244 p.

Lo vi en el FNAC un día que estuve hojeando novedades, y los Reyes me lo trajeron. Y no me he sentido defraudada.

Se trata de una novela gráfica que explica el proceso de envejecimiento de los padres de la escritora/dibujante en los últimos años de su vida, desde que empiezan a necesitar ayuda en casa hasta que acaban en un geriatrico, y mueren por enfermedades y causas asociadas a la edad. Se trata de una obra básicamente autobiográfica y que te hace plantear como será el final de vida de tus progenitores, en mi caso, desgraciadamente mi madre ya falleció, con lo que pienso a menudo en un padre, un hombre fuerte, independiente y muy razonable, y que es la brújula de mi vida, por qué yo de mayor quiero ser como él: buena persona, generoso y util.
Esta obra me ha recordado a una obra que leí hace poco Un adiós especial, que habla del mismo tema también desde el punto de vista de una hija.
Creo que la generación anterior a la mia, ya se está enfrentando a este tema, y es cuando empiezan a hablar de ello, al menos en EEUU. Me gustaría ver una obra similar ambientada en España, ¿para cuándo?


---
«El debut de Chast en la novela gráfica -una memoir sobre sus padres ancianos- es un trabajo de profundidad emotiva que no nos podemos perder. Poderoso y agudo, esta novela gráfica sale del alma.» The Guardian Finalista en 2014 del National Book Award. Elegida mejor novela gráfica de 2014 por Amazon y Goodreads. ¿Pode mos hablar de algo más agradable?, de Roz Chast, es una reflexión sobre las relaciones familiares en la línea de Alison Bechdel con su Fun Home. En este libro, Chast rinde homenaje a sus padres, bucea en sus raíces narrando la historia de la llegada de sus abuelos a Estados Unidos. Pero el libro está centrado sobre todo en sus padres: el amor profundo que existió entre ambos, la codependencia entre ellos, la decadencia física de los ancianos y sus últimos días en un geriátrico. Frente a esto, ¿cuál es la reacción de un hijo? Dice Roz Chast: «No todo mi trabajo es autobiográfico. Depende del proyecto. Prefiero trabajar con material de la vida real. Creí que el tema de ¿Podemos hablar de algo más agradable? era interesante, con aspectos dolorosos, pero también con humor, un modo natural de lidiar con la muerte. El humor no hace que las cosas sean más placenteras, pero sí que sean más tolerables.» Roz Chast narra cómo vivió los últimos años de vejez de sus padres. Una madre que solo fue una madre y nunca una amiga. Un padre con quien siempre se sintió más conectada. Esta novela gráfica nos hace replantearnos cómo viviremos esos años que vendrán, como hijos y como padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada