jueves, 4 de febrero de 2016

Leído: Rosalie Blum. I. Una sensación conocida de Camille Jourdy

Camille Jourdy, Rosalie Blum. I. Una sensación conocida. Barcelona: La Cúpula, 2009. 127 p.

En mi última visita a la biblioteca le pedí al bibliotecario especializado de la sección de cómics/novela gráfica que me recomendase alguna cosa, y me dio esta obra, la primera parte, sobre un joven que vive sólo con su excéntrica madre en un pequeño pueblo francés y que tiene un flechazo con una joven, que no conoce, y a la que sigue, hasta conocer casi todos los detalles de su vida. La obra se acaba en el momento en que se van a conocer, o al menos en eso queda. 
A ver si consigo la segunda parte.
---
Una sensación conocida abre la trilogía en que Camille Jourdy realiza una crónica sobre los depresivos de provincias. En un pequeño y aburrido pueblo viven Vincent, un peluquero de treinta años que aún no ha conseguido cortar el cordón umbilical que le une a su excéntrica madre; Rosalie, una mujer que intenta ahogar su oscu ro pasado a través del whisky; y Aude, que se deja arrastrar por la vida. Camille Jourdy La vida monótona de Vincent se verá perturbada por un encuentro que le generará una vaga e imprecisa reminiscencia de algo o alguien pasado y que derivará en obsesión. El detonante es la aparición de una mujer, Rosalie, que parece llevar una vida tan aburrida como la de Vincent. ¿Ayudará este encuentro a que Vincent supere sus demonios? La gran calidad del trabajo de Camille Jourdy reside no sólo en su irónica ternura y en el profundo estudio psicológico al que somete a sus personajes, sino también en su capacidad para trascender los detalles insignificantes. La historia avanza con una lenta cadencia que permite apreciar el tedio de los personajes, a la vez que observar los múltiples detalles con gran poder evocador y un fino sentido del humor que nos ofrece Camille Jourdy tanto en la narración como el los diálogos y el dibujo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada