viernes, 21 de abril de 2017

Leído: Lugares oscuros de Gillian Flynn

Lugares oscursos - Gillian Flynn. Barcelona: Reservoir Books, 2016. 408 p.

Leí en uno de los innumerables blogs que sigo sobre esta novela, y me gusto mucho el argumento y recordando como disfrute leyendo Perdida, pues a por el.
La novela explica la vida presente de Libby Day, una treintañera, la superviviente, cuando tenía 7 años, de la matanza de la granja de Kinnakee, Kansas, perpetrada por su  hermano Ben, y que ahora motivada por el tema económico (es una nini, que necesita dinero, ya que las indemnizaciones recibidas a lo largo de los años se van acabando), pues empieza a investigar lo que realmente paso aquella noche en la granja familiar. Y aquí es cuando nos llevamos más de una sorpresa, en la línea de Perdida, pero sin llegar a tanto.
La novela muy fácil de leer por su lenguaje sencillo y claro, está estructurada en alternar un capítulo con la historia actual de Libby, y narrado con su voz, y otro con la historia de la aquella noche de los años ochenta con las voces de Ben y de la madre. 
Otros personajes que aparecen son el padre que los abandono, y de tanto en tanto vuelve para fastidiar, la tía Debbie, que es la tia soltera que ayuda a su madre, Diondra, la novia de Ben y las hermanas fallecidas de Ben y Libby.
Yo no conseguí empatizar con Libby, una nini, que vive de rentas y que resulta un personaje antipático, a pesar de lo cual, te alegra el final y especialmente la reconciliación familiar, y el que se de cuenta de sus faltas, y poner algo de interés en solucionarlo. Igualmente, ningún de los personajes es simpático o agradable, y la autora ofrece una pésima imagen de Kansas.

---
Una historia addictiva y formidablemente escrita que, a través del misterio, indaga en el papel de la memoria y nos adentra en los sentimientos más crudos del ser humano.
Un thriller como solo Gillian Flynn, la autora de Perdida, sabe hacerlo.
Libby Day tenía siete años cuando su madre y sus dos hermanas fueron víctimas de lo que los medios llamaron la masacre de la granja de Kinnakee, Kansas. Ella salvó la vida y testificó contra su hermano Ben, a quien señaló como el culpable.
Veinticinco años después, el Kill Club -una sociedad secreta obsesionada con crímenes célebres- localiza a una Libby en franca decadencia y pretende que les ayude a escarbar en los cabos sueltos de aquella noche, quizá en busca de alguna prueba que absuelva a Ben. Ella aceptará remover el pasado y volver a contactar con personas a las que deseó olvidar, siempre y cuando reciba a cambio algún tipo de honorario.
Lo que Libby no sabe es que una verdad inimaginable saldrá a flote y la pondrá de nuevo en aquella misma situación: huyendo de la muerte en una carrera desquiciada.

1 comentario:

  1. Tiene buena pinta a pesar de los peros, lo anotaré para más adelante.
    Un beso.

    ResponderEliminar