martes, 11 de octubre de 2011

Vivido: las entrañables cábinas telefónicas

En mi trabajo hay un teléfono público justo al lado de la puerta de "mi despacho" y veo a menudo a los estudiantes y pacientes pelearse con ella, y tratarla como si estuviesen tratando con un dinosaurio. Me hace gracia que todavía en pleno 2011 haya gente que no tiene teléfono móvil, y encuentro entrañable quien se niega a tener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada