sábado, 7 de julio de 2012

Leído: El enredo de la bolsa o la vida de Eduardo Mendoza

En primero de bachillerato, que parece que fue ayer, leí la primera novela de este detective loco y desde entonces he seguido fielmente cada nueva entrega, y fue un autoregalo mutuo entre mi santo y yo el día de Sant Jordi.
Lo que me ha sorprendido es que la novela está ambientada en nuestros días y claro hace referencia a todas las cosas actuales, la imagen que tenía era la novela del 80 y pico, donde lo normal era llamar por teléfono desde una cábina, enviar cartas, ir en autobuses y metros sin aire acondicionado, etc...
Me ha gustado aunque veo a todos los personajes cansados, sin fuerzas, lo mejor el abuelo chino.
Continuaremos atentos a Eduardo Mendoza.



Eduardo Mendoza vuelve a Barcelona de la mano del célebre dectective loco. Corren tiempos de crisis. Contra su voluntad, es decir, movido por la amistad y sin un euro en el bolsillo, el peluquero vuelve a ejercer de insospechado sabueso en la Barcelona de hoy.
La misteriosa desaparición de un antiguo amigo del sanatorio mental será el punto de arranque para resolver un caso de repercusión internacional con la inestimable ayuda de un infalible equipo de investigadores: la adolescente Quesito, el timador profesional Pollo Morgan, la Moski, acordeonista callejera, y un sin fin de personajes insólitos.
Eduardo Mendoza regresa con una sátira genial sobre la Europa de nuestros días, como las que sólo él sabe hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada