jueves, 2 de mayo de 2013

Visto: La llave de Sarah de Gilles Paquet-Brenner




Antes de verla sabia que acabaría llorando como una magdalena, y no me ha defraudado, es un drama centrado en una historia de los judios franceses deportados a campos de concentración/exterminio nazi durante la segunda guerra mundial. Afortunadamente la escena más fuerte de toda la película no se ve pero el intuirlo es peor, ya que te queda el corazón destrozado. Vale la pena verla para conocer otro aspecto de la segunda guerra mundial.

En mayo de 2002, a Julia Jarmond, una periodista americana afincada en París desde hace veinte años, le encargan un artículo con motivo del sexagésimo aniversario de una redada contra los judíos. Julia, casada con Bertrand Tézac, con el que tiene una hija de once años, irá conociendo poco a poco los acontecimientos del fatídico año 1942, entre ellos la historia de Sarah, una joven que, curiosamente, está relacionada con su familia política, los Tézac. Tras este descubrimiento, no descansará hasta conocer cuál fue el destino de Sarah y cuál su relación con la familia de su marido. Adaptación del best-seller de Tatiana de Rosnay. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada