martes, 16 de julio de 2013

Leído: Una forma de vida de Amélie Nothomb


51/100 de Desafio 2013

Me gusta mucho como escribe Amélie Nothomb, y esta novela me ha gustado especialmente, por su cáracter epistolar, por el tema de la obesidad, por las mentiras, por las verdades, por la sinceridad, por el miedo, por tantas cosas, que creo que de aquí unos días la volveré a releer, por que creo que una segunda lectura me permitirá sacarle más jugo.


Todo empieza cuando una novelista llamada Amélie Nothomb recibe una carta de uno de sus lectores, un soldado norteamericano, Melvin Mapple, que le escribe desde Irak. Mapple contrae una enfermedad, común entre los soldados. Y es la existencia de este padecimiento lo que deja al lector en estado de shock, lo hechiza y lo sume en un relato alucinante en el que, como en otras novelas de Nothomb, el protagonista absoluto es el cuerpo. Un cuerpo distinto, repudiado, que, para sobrevivir, alumbrará una nueva identidad, Scherezade, con la que el yo desdoblado de Mapple iniciará una suerte de idilio. Una vez más la prosa afilada y transgresora de la escritora belga mantiene al lector en vilo hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada