domingo, 6 de octubre de 2013

Visto: Trance de Danny Boyle


Es una historia extrañas y que acaba encajando todo como un puzle, pero aún así da la sensación que han hecho trampa, y una trampa grande. Aún así es una película entretenida que se puede ver perfectamente.


Simon (James McAvoy), un empleado de una casa de subastas, se asocia con una banda criminal para robar una valiosa obra de arte. Pero, tras recibir un golpe en la cabeza durante el atraco, descubre, al despertarse, que no recuerda dónde ha escondido el cuadro. Cuando ni las amenazas ni la tortura física logran arrancarle ninguna respuesta, el jefe de la banda (Vincent Cassel) contrata a una hipnoterapeuta (Rosario Dawson) para que le ayude a recordar. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada