viernes, 17 de octubre de 2014

Leído: Mi abuela rusa y su aspiradora americana de Meir Shalev


Una novela autobiográfica sobre la vida de la abuela del escritor que me hizo reír hasta saltarme las lágrimas. La exageración de ciertas actitudes hace que situaciones ridículas y momentos que pueden traumatizar a toda una familia sean motivo de risa. Lo mejor las reuniones familiares donde siempre se acaban hablando de las excentricidades de ciertos miembros, y como la vida en un kibbutz es la misma que en cualquier pueblo europeo. Volveré a leer más libros de Meir Shalev.


Todas las abuelas son especiales, pero algunas más que otras. En Nahalal, el pueblo donde nació Shalev, conocemos a su asombrosa abuela Tonia, que llegó a Palestina en barco desde Rusia y pasó toda su vida luchando contra el peor enemigo de su familia en aquellas nuevas tierras: la suciedad. A Tonia no se la vio nunca sin un trapo al hombro. Recibía a los visitantes fuera de casa y sólo permitía a unos pocos privilegiados entrar en su inmaculada morada. Hilarante y conmovedora, la historia de la abuela Tonia y sus reglas cobran vida en un relato que gira alrededor de la llegada de una enorme y reluciente aspiradora americana, regalo de un tío que había emigrado a Estados Unidos. Mezclando magistralmente realidad y ficción, Shalev crea personajes inolvidables y traza un retrato emotivo de su familia y de toda una época

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada