domingo, 18 de octubre de 2015

Leído: Elogio del papel Contra el colonialismo digital de Roberto Casati

Roberto Casati, Elogio del papel: contra el colonialismo digital. Barcelona: Ariel, 2015. 224 p.
Un ensayo que elogia el libro en papel y carga contra el libro en versión digital con argumentos en parte basado en un cierta nostalgia por un mundo que se extingue lentamente y en parte por el deseo de que el libro ese formato que prácticamente no ha variado en 500 años continue existiendo. Algunos argumentos me ha parecido válidos y otros no, quizás demasiado exagerados. Pero me ha gustado la anécdota de su compra en Amazon de un libro digital que había sido escaneado con un OCR y tenía montones y montones de faltas ortográficas producto de una falta de supervisión humana, y cómo eso no le hubiese ocurrido si lo hubiese comprado el mismo libro en papel.
Una buena lectura para conocer argumentos para defender el libro en papel.
---
Sumario:
El triunfo del libro en la tormenta digital
El libro y la escuela
El mito del nativo digital
El argumento colonialista y el mito del rastro
Resistir, ser creativo
Conclusión: recomendación para proteger la lectura en profundidad
---
¿El libro de papel está condenado a su desaparición? En absoluto. Casati, que a pesar de lo que pudiera parecer no es un ludita o un analfabeto digital, sino el director del centro de referencia europea en investigación, nos invita a plantar a las grandes corporaciones empeñadas en introducir su tecnología para crear posibilidades de negocio, no sólo para vender sus lectores, tabletas y teléfonos, sino principalmente para introducirse de la manera más directa posible en la mente del lector y crearles nuevas necesidades.







El autor reivindica el libro clásico de papel como objeto que pone una frontera clara a las intrusiones constantes, a las posibilidades de distracción, y reivindica la necesidad de una lectura atenta para llegar a una comprensión necesaria de los textos. Es, en definitiva, un alegato contra un colonialismo digital que amenaza ya con apoderarse incluso de la educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada