lunes, 15 de febrero de 2016

Leído: Las hojas caídas de Wilkie Collins

Wilkie Collins, Las hojas caídas. Barcelona: Verticales de Bolsillo, 2007. 474 p.

Hace tiempo que estoy releyendo La mujer de blanco de Wilkie Collins, una lectura que me inicio en el mundo de la "alta literatura" allá por la década los 80, y hace poco tuve la oportunidad de hacerme con este "Las hojas caídas" y decidí que estaría bien para alternar, y profundizar en este fantástico autor inglés.
La novela explica la vida del joven Amelius, un joven nacido en Inglaterra pero criado en una secta que se autodenomina comunista y cristiana en EEUU, que al cumplir los 21 debe volver a Inglaterra para decidir si quiere continuar formando parte de la secta o integrarse en la sociedad. Y aquí empiezan las aventuras, que incluyen secretos del pasado, incluyendo hijos, bodas de conveniencia, suicidios, etc, todo lo habido y por haber para crearte adicto a la historia  (fue publicado como un folletín en un diario de la época), aun así he de reconocer que me ha costado su lectura, quizás por su lenguaje tan elaborado, quizás por el carácter los personajes, y por que la mentalidad del escritor es el de aquella época y ciertas cosas ahora producen una cierta grima, especialmente en el tema referente a la mujer, y su concepción del mundo.
Aun sí reconozco que he disfrutado con su lectura, y que ahora he de acabar La mujer de blanco.
---
Amelius Goldenheart, tras haberse criado en una comunidad socialista cristiana en Estados Unidos, regresa a su Inglaterra natal para conocer mundo y alejarse del amor de una mujer con una misteriosa tragedia en su pasado. Con veintiún años, Amelius llega a Londres con una carta de presentación dirigida a John Farnaby y se e namora de su sobrina Regina. A pesar de los recelos de Farnaby, su esposa ve con muy buenos ojos al joven y le confía un secreto y una misión: encontrar a la hija recién nacida que le robaron hace dieciséis años.Paulatinamente, el joven Amelius se va implicando más en las desdichas de unas mujeres unidas por su relación con el joven y por los secretos del pasado; unas mujeres a las que, pese a sus intentos por encontrar la felicidad, la vida sólo les devuelve desgracias y decepciones; unas hojas caídas.En la Inglaterra victoriana, los ideales y principios de Amelius chocarán de frente con las estrictas normas de la sociedad en su intento por ayudar a esas hojas caídas. ¿Conseguirá superar los prejuicios y alcanzar la felicidad?"En Las hojas caídas, Collins expresa de modo especialmente descarnado tanto ciertos hechos esenciales de su propia vida (y es, por tanto, una novela de alto contenido autobiográfico, siempre que se sepa leer a una luz apropiada) como sus propias convicciones y creencias: Amelius es, en cierto modo, un Cándido que proviene de la inocencia del Nuevo Mundo y se encuentra con la corrupción del Viejo Continente."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada