jueves, 11 de agosto de 2016

Leído: Terror anal de Beatriz Preciado

Guy Hocquenghem, El deseo homosexual; Terror anal de Beatriz Preciado. Barcelona: Melusina, 2009. 174 p.

De este libro tan largo de El deseo homosexual yo sólo me he leído la parte de Beatriz Preciado (actualmente Paul Preciado), Terror anal, donde la filosofa de la Soborna habla de las relaciones sexuales basadas en el ano, y cómo esta sexualidad marca una nueva filosofia de vida, todo muy filosófico, y con una invitación implícita tanto a parejas heterosexuales como homosexuales mujer a mantener relaciones de este tipo para conseguir llegar a otro tipo de vivencias.
En fin, otra peregrullada más de Preciado (a pesar de ser una fan de ciertas actitudes suyas) y que no pasará a la historia.

---
Nos hallamos ante un texto pionero de la teoría queer. Mediante una insólita relectura de El Anti-Edipo del Gilles Deleuze y Félix Guattari, Hocquenghemarremete contra los estereotipados modelos de deseo sexual occidental que se derivan de la obra «canónica» de Lacan y Freud, los santos apostólicos del culto psicoanalítico. El autor también trata la relación entre el capitalismo y la sexualidad, el laberinto de la estéril de la indefectible «culpa» de no ajustarse a la heteronormatividad, la plusvalía moral que genera la privatización del ano y, en definitiva, la dinámica de las máquinas deseantes y las represalias políticas sobre las identidades fronterizas con la soberanía heterosexual.

Terror anal de Beatriz Preciado constituye un diálogo radical con el relato de Hocquenghem. Supone revisitar, tras más de treinta años de lucha, las posiciones primigenias de los visionarios y reivindicar su furia, si cabe con más rabia. El ano, ese oscuro objeto del deseo, ese denostado vórtice secreto que anida en todos nosotros, amenaza constantemente con engullir los cimientos de la sociedad, regurgitarlos y conducir a la ciudadanía a una ruina moral absoluta de la que nadie podrá escapar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada