domingo, 29 de agosto de 2021

Leído: La Espada de Dios de Chris Kuzneski

La Espada de Dios - Chris Kuzneski ; traducción de Raquel Duato García.  Barcelona : Planeta, 2008. 396 p.

Qué decepción! Me leí el primero de la saga y cuando mi padre me dijo que tenía la continuación me lo cogí a pesar de que el no se lo había leído como me ha vuelto a recordar hoy cuando le he dicho que ya lo habia acabado.
La primera novela mezclaba elementos de thriller acción con tema mitológico divino y esa mezcla me gusto mucho, pero aquí a pesar del título, la espada de Dios, hay muy poco del elemento divino, para priorizar la novela tipo Forsythe o Ludlum, autores que no me interesan especialmente.
Las tres tramas, una la deJonathon Payne, DJ Jones y la sargento Kia Choi, otra la de Shari Shasmeen, la arqueologa, y la última la de Fred Nasir, están totalmente descompensadas, por que mientras las dos primeras tienen cierta continuidad y explicación del porque, la tercera se acaba bruscamente y sin ninguna explicación. 
En esta novela continuando viendo las aventuras de Jonathon Payne y DJ Jones, antiguos integrantes de MANIAC, un grupo especializado dentro del ejercito, que comandados por el Coronel Harrington, tiene que encontrar a Trevor Schmidt, un antiguo integrante del grupo, que ahora parece que vuela solo. Y para ayudarlo incorporan a la sargento  Kia Choi, un experta en idiomas.
Y a medida que avanza la novela aparecen otros personajes como Shari Shasmeen o Fred Nasir, que dan la clave del porque Schmidt actúa como actúa. 
En fin, que me ha decepcionado por que esperaba una novela más centrada en temas mitológicos y tiene demasiada acción.



---

Una cueva bañada en sangre humana; un extraño descubrimiento arqueológico que amenaza los cimientos ideológicos del Islam; un militar que es asesinado mientras interroga a un terrorista en un búnker secreto. Payne y Jones, los dos oficiales retirados protagonistas de La señal de la cruz, deberán emprender una carrera contrarreloj para descubrir la relación entre estos hechos aparentemente dispersos, y salvar al mundo de una guerra santa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario